Guepardo

Guepardo

Guepardo

Información sobre los Guepardos: Anatomía, Reproducción, Alimentación, Distribución, Amenazas, Relación con el ser humano, Datos breves y fotografías.

Un pequeño acercamiento

El guepardo es conocido por ser el animal terrestre más veloz del mundo. Si has visto cómo corre un caballo, un galgo o cualquier otro animal veloz, deberías ver cómo se mueve este felino: la mirada fija hacia adelante, las patas traseras entre las patas delanteras y los poderosos músculos en movimiento.

Sí, esto es sumamente fascinante, pero el guepardo es mucho más que velocidad. Es un mamífero de la familia Felidae, de la subfamilia Felinae y del género Acinonyx. Es parte del grupo de los felinos que carecen de la habilidad para rugir y cuyo tamaño es menor que el de los coloquialmente llamados “grandes gatos” o “grandes felinos”, dícese de leones, tigres, jaguares y leopardos. Sin embargo, esto no es impedimento para ser admirado y no eclipsa su belleza.

Su cuerpo es particularmente esbelto y posee una estrecha cintura. Sus patas son largas y su cola lo es aún más, ya que le proporciona un excelente equilibrio al momento de realizar giros durante las persecuciones. Alcanza una velocidad de 112-120 kilómetros por hora, pero solo a través de unos cientos de metros; si no atrapa a su potencial alimento rápidamente, interrumpe la carrera. Eso sí, es capaz de alcanzar 96-100 kilómetros por hora en ¡3 segundos!

Datos sobre los Guepardos

datos_chita_portada_400_imagen

  • Es exclusivamente carnívoro
  • Alcanza velocidades de 112-120 kilómetros por hora.
Más datos sobre los guepardos…

El guepardo ha caminado en la Tierra durante miles de años, se cree que evolucionó en África hace 26-7.5 millones de años y desde ahí se distribuyó hacia Asia.

Ha conservado su distribución en ambos continentes pero ahora la población mundial es muy reducida, como consecuencia de las numerosas amenazas que enfrenta en su hábitat natural. Historias antiguas refieren cómo los gobernantes de imperios asiáticos tenían en su poder varios guepardos, y cómo se les entrenaba para que, previo transporte encima de un caballo, cazaran animales ungulados. Incluso hoy en día algunas familias se han atrevido a cuidar guepardos en sus hogares.

Tal vez lo anterior pueda sorprenderte ya que suele asociarse a los felinos con su poder depredador y con características como ferocidad, fuerza y agresividad. Pero los guepardos han sido los únicos felinos salvajes que han podido domesticarse, y se dice que si uno de ellos crece junto a los seres humanos es apto para convertirse en un animal dócil y tranquilo. Conviene decir que aunque el contacto con uno de estos animales puede ser maravilloso e instructivo, merecen respeto y la posibilidad de vivir en el ambiente salvaje según sus instintos y su naturaleza. Cabe recalcar también que pueden ser impredecibles.

Si te preguntas la manera en que han sido domesticados, debes saber que esta posibilidad es mayor que en otros felinos debido a que su habilidad más desarrollada es la velocidad y no la fuerza o la agilidad para subir árboles, por lo que ante los ataques de una especie diferente prefieren dar vuelta atrás ante de que se conviertan en las nuevas víctimas. Hienas, leones y leopardos son depredadores de las crías de guepardo, pero puede decirse que el mayor depredador es el ser humano que con la caza furtiva, la destrucción de su hábitat, el comercio ilegal de partes de su cuerpo y la persecución han ocasionado la reducción de la población mundial. Tan es así, que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza clasifica a Acinonyx jubatus como especie “Vulnerable”.

Conocer la biología, el comportamiento y el estado de conservación del guepardo es útil para tomar conciencia de su importancia en el mundo, en tanto todos los seres vivos forman parte activa de éste y tienen una función ecológica. El guepardo permite el equilibrio de la población de sus presas, principalmente ungulados, pero también es un animal inteligente, bello y carismático.