Subespecies de Guepardo

Subespecies de Guepardo

Subespecies de Guepardo

Una especie con subespecies

El guepardo o chita, distribuido en Asia y África y nativo de varios tipos de hábitats, pertenece a la especie Acinonyx jubatus. Una especie es un grupo de seres vivos que están estrechamente emparentados, que pueden reproducirse entre sí y tener descendencia fértil. Animales que pertenecen a especies diferentes muy rara vez tienen crías.

El guepardo es un animal relativamente fácil de reconocer por su cuerpo esbelto y musculoso y las líneas negras que adornan su rostro desde los ojos hasta la boca, pero ocasionalmente es confundido con el leopardo. Sin embargo, al ver correr a un guepardo difícilmente queda duda de su singularidad.

No todos los guepardos son iguales. Dentro del rango de distribución existen subespecies que difieren entre sí, pero que si se cruzan son capaces de producir crías. ¿Qué es una subespecie? Es la población de una especie que se encuentra separada geográficamente de los demás individuos de la especie. Los miembros de las subespecies pueden tener ligeras diferencias físicas y reproducirse, pero no lo hacen debido a que no se localizan en la misma zona. Es posible saber si un animal es una subespecie cuando su nombre científico tiene tres palabras: las dos primeras corresponden al nombre científico de la especie a la que pertenece y la última a la variante.

El guepardo está distribuido en varias partes de África y en una sola región de Asia; hace algunos años los científicos se dieron cuenta de que los individuos asiáticos son parte de una subespecie, separada de los guepardos africanos. En el presente suelen enlistarse 5 subespecies de Acinonyx jubatus:

Acinonyx jubatus hecki. Habita el noroeste de África, lo que incluye Níger, Argelia Burkina Faso y Malí. Se cree que el número total de guepardos maduros de esta subespecie es de menos de 250. Se encuentran en Peligro Crítico de Extinción, de acuerdo con la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Acinonyx jubatus fearsoni. Se encuentra diseminada en el este de África.

Acinonyx jubatus jubatus. El sur de África es hogar de esta subespecie, que, específicamente, camina por Botsuana, Angola, República Democrática del Congo, Malawi, Mozambique, Sudáfrica, Tanzania, Namibia, Zimbabue y Zambia.

Acinonyx jubatus soemmerringi. Habita el noreste del continente africano.

Acinonyx jubatus venaticus. Es otra subespecie que enfrenta un Peligro Crítico de Extinción. Se le llama comúnmente “guepardo asiático”, puesto que es la única subespecie localizada en tal continente.

Hace cientos de años su rango abarcaba un terreno desde el centro y suroeste de Asia hasta la India, pero ahora solo sobrevive una pequeña población en Irán. Algunos reportes dicen haber visto individuos en otras zonas, pero su veracidad no está confirmada. Estudios de ADN efectuados hace menos de 5 años confirmaron que los guepardos de Asia se separaron de los guepardos africanos hace aproximadamente 30,000 años.

La taxonomía y el número de subespecies del guepardo todavía están en discusión. Algunos autores mencionan una subespecie denominada Acinonyx jubatus raineyii, pero se ha encontrado que ésta es estrechamente similar a Acinonyx jubatus jubatus.

Variaciones del guepardo

El llamado “guepardo real” corresponde a una variante de la especie Acinonyx jubatus ocasionada por una mutación, pero no a una subespecie como se creía años antes. En 1927 ya se había designado a esta variante como una especie diferente, y se le nombró científicamente como Acinonyx rex.

La diferencia con los demás guepardos reside en un patrón de coloración diferente, y a decir verdad, muy llamativo: las motas oscuras de su pelaje corren de forma longitudinal a través del cuerpo, y en el dorso llegan a fusionarse y semejar verdaderas franjas. Además, su pelaje se describe con una textura más suave al tacto en comparación con el pelo de otros guepardos.

Otros guepardos presentan albinismo, melanismo y pelaje gris, pero se trata de casos muy raros.