Servales

Servales

Servales

Información sobre el Serval: descripción de su anatomía, hábitos alimenticios y reproductivos, comportamiento, hábitat, amenazas y conservación.

Leptailurus serval

El serval, aunque notoriamente más pequeño que felinos como el puma y el lince, cuenta con otras bondades, como la capacidad de dar saltos que sobrepasan los 3 metros de altura. Está emparentado con el caracal y con el gato dorado africano.

Vive en un entorno plagado de amenazas, pero por fortuna es un animal relativamente abundante y ampliamente extendido.

Descripción

Morfología. Es una especie de tamaño mediano que sobresale por sus largas patas; en términos generales es el felino con las patas más largas en relación con el tamaño de su cuerpo. Su figura es esbelta y su cabeza, que descansa sobre un cuello largo, es pequeña y poseedora de orejas cortas y ovaladas. La cola es relativamente corta.

Debido a su aspecto larguirucho algunas personas le llaman en inglés “gato jirafa” (giraffe cat).

Peso y tamaño. La longitud de un individuo adulto es de 59-92 centímetros mientras que la altura hasta los hombros adquiere hasta 66 centímetros. Los machos son más pesados que las hembras al registrar de 9 a 18 kilogramos. Las hembras, por su parte, pesan entre 7 y 12 kilogramos.

Coloración. Aunque el patrón de coloración varía en cada individuo, por lo general el pelaje corto presenta una tonalidad dorada o rojiza con manchas redondas oscuras que pueden formar franjas en el cuello y la zona superior del cuerpo. La parte trasera de las orejas muestra coloración negra con una raya blanca.

Distribución y hábitat

Leptailurus serval se extiende a través de la mayor parte del África subsahariana, con excepción de las regiones desérticas y pobladas de selva tropical. También se cree que puede estar extinto en Argelia. En el norte de África se han hecho avistamientos en Marruecos y al norte de Argelia.

El serval manifiesta gusto por las sabanas, los pastizales, los cañaverales, los pantanos y en general las regiones con hierba alta. Ha sido visto en praderas alpinas a 3,800 metros de altitud. La temperatura de su rango de distribución se encuentra en torno a los 13.7 grados centígrados.

Comportamiento

De modo similar a otros felinos, manifiesta un comportamiento solitario y prima sus actividades durante el crepúsculo y la noche para evitar las altas temperaturas del día. Ocasionalmente caza en horas diurnas si el clima es frío o se encuentra nublado.

Territorial, marca sus dominios rociando orina en arbustos o rocas, frotando el rostro en el suelo o la hierba, defecando o marcando árboles y suelo con las garras.

No es un animal particularmente sociable. Es solitario a menos que necesite aparearse, en este caso pueden verse servales en parejas durante los días en que dura el celo de la hembra. En situaciones esporádicas un macho y una hembra pueden descansar, cazar y desplazarse juntos durante un tiempo corto. Si dos individuos se enfrentan demuestran hostilidad al arquear la espalda, aplanar las orejas y dejar los dientes al descubierto.

información sobre el serval

Serval – Leptailurus serval

Alimentación

La dieta carnívora del serval está especializada en mamíferos pequeños, y son frecuentes los roedores como presas. Su alimentación incluye también aves, reptiles, insectos, peces, liebres, ranas, lagartos y carroña en una pequeña proporción. La mayoría de sus presas son tan pequeñas que pesan unos 200 gramos o menos.

Es altamente eficaz al cazar. Para hacerlo, acecha sigilosamente a su presa tras detectarla por el sentido del oído. De pronto, realiza un rápido y ágil salto y cae sobre sus patas delanteras encima de la presa. Si ésta es un ave, no se detiene y trata de alcanzarla aunque esté al vuelo. Si tiene éxito, devora rápidamente su comida descartando las partes duras como plumas y pezuñas.

Es capaz de nadar y de adentrarse profundamente en los cuerpos de agua para capturar peces vivos, pero normalmente evita hacerlo.

Reproducción

Los servales son polígamos y los territorios de los machos suelen estar superpuestos con los de varias hembras. No existe una temporada específica de apareamiento o cría, pero se ha notado una gran cantidad de apareamientos durante la primavera. La hembra puede tener varias camadas en un año.

Los individuos permanecen en celo durante unos 4 días. La fecundación es interna y el período de gestación dura entre 66 y 77 días, después de los cuales nacen de 1 a 4 crías en medio de un sitio de densa vegetación o en la madriguera desechada de otro mamífero, generalmente un cerdo hormiguero. Los pequeños servales nacen con los ojitos cerrados y son alimentados con leche materna. 1 mes después ya son capaces de consumir alimentos sólidos y a los 12 meses de edad se vuelven independientes. Sin embargo, la madre puede tolerar más tiempo junto a ella a su descendencia femenina.

Conservación

Está catalogado como especie de “Preocupación Menor” (Least Concern) en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Aún así es un animal vulnerable ante la degradación y pérdida de su hábitat, especialmente de los humedales que le proveen cuantiosas presas. En África es objeto de comercio con objetivos medicinales y ceremoniales, y en algunas regiones es ultimado tras alimentarse de aves de corral o ganado. Actualmente los individuos son difíciles de encontrar en zonas densamente pobladas.

Está protegido en muchos países africanos donde habita como Kenia, Nigeria, Ruanda y Mozambique, y se le ha incluido en el apéndice II de la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres).