Hábitat y Distribución del Leopardo

Hábitat y Distribución del Leopardo

Hábitat y Distribución del Leopardo

El leopardo es el felino salvaje más ampliamente distribuido en el mundo. Específicamente, en el Viejo Mundo, ya que no es nativo de América. Y esto es un hecho a pesar de encontrarse únicamente en 2 continentes: África y Asia.

¿En qué regiones del mundo vive el leopardo?

Panthera pardus persiste en casi toda el área del África subsahariana, en el norte del mismo continente, en la Península Arábiga, en la zona del desierto de Judea, la península del Sinaí, en el este y suroeste de Turquía, en las montañas del Cáucaso, en el subcontinente indio, en el oriente de Rusia, en los montes del Himalaya, en la isla indonesia de Java y en Sri Lanka.

A decir verdad, existen 9 subespecies de Panthera pardus y cada una ocupa una región específica en toda el área de distribución, y es por eso que reciben su nombre común. Por ejemplo, el leopardo de Java (Panthera pardus melas) es endémico de la isla de Java, Indonesia, y permanece dentro de varios parques nacionales. Otras subespecies son el leopardo africano (Panthera pardus pardus), el leopardo indio (Panthera pardus fusca), el leopardo árabe (Panthera pardus nimr), el leopardo de Amur (Panthera pardus orientalis), el leopardo de Indochina (Panthera pardus delacouri), el leopardo de Sri Lanka (Panthera pardus kotiya), el leopardo persa (Panthera pardus saxicolor) y el leopardo chino del norte (Panthera pardus japonensis), que bien te dan una idea del sitio donde se distribuyen.

Miles de años atrás algunas subespecies caminaron por tierras europeas, pero en el presente no existen ahí. Ahora bien, los países que alojan leopardos son muchísimos, más de 70, pero pueden mencionarse Botsuana, Burkina Faso, India, Irán, Indonesia, Sierra Leona, Senegal, Vietnam, Zimbabue, Bangladés, Pakistán, China, Rusia, Malasia, Jordania, Kenia, Egipto, Etiopía, Bután, Afganistán, Arabia Saudita, Armenia y Corea.

Si bien es verdad que el rango de distribución es amplio, también es cierto que existen poblaciones fragmentadas y extinción en Hong Kong, Kuwait, Siria, Túnez, Libia y Singapur, con probabilidad de desaparición en Zanzíbar, Tanzania, donde no se le ha visto desde 1993. Los leopardos se han evaporado de un 36.7 de su área de distribución africana y en Asia han desaparecido del más del 50 por ciento de su área de distribución histórica. Imagínate, si hoy son los felinos más ampliamente distribuidos, ¡antes tenían un rango mucho mayor!

Distribución y hábitat de los leopardos

Leopardo en Parque Nacional Serengueti, Tanzania

¿Cuáles son los hábitats del leopardo?

Un animal presente en varias partes del Viejo Mundo como el leopardo suele estar presente en varios tipos de hábitat. En este caso, Panthera pardus es fácilmente adaptable a variados tipos de clima y ecosistemas, así que puede vivir hasta en hábitats donde otros felinos se han ido.

Es el gato presente en la mayor cantidad y variedad de hábitats y prospera tanto en climas cálidos como en climas fríos, desde la selva tropical hasta el desierto, desde paisajes rocosos con matorrales hasta bosques ribereños.

En el suroeste y centro de Asia habita las zonas de montes escarpados y montañas distantes. En el sureste y la India vive en cualquier tipo de bosque, en pastizales y en sitios de matorrales secos. Las selvas tropicales, el bosque caducifolio templado y el bosque alpino de coníferas son hogares comunes en estas partes asiáticas. Los hábitats africanos suelen ser los bosques, las sabanas, los pastizales, los matorrales costeros, las zonas de arbustos, los desiertos y las montañas hasta una altura de 4,600 metros. En Asia, la altura máxima en la que prosperan es de aproximadamente 5,200 metros sobre el nivel del mar.

El leopardo no desdeña los hábitats áridos, pero su presencia es más frecuente en las zonas donde existe vegetación o rocas que le permiten tener refugio y cubierta útil para acechar presas en las actividades de caza. Uno de sus hábitats más extremos se encuentra en el extremo oriente de Rusia, donde la temperatura en invierno alcanza hasta -25 grados centígrados. ¡El leopardo es todo un superviviente!