Distribución y Hábitat del Jaguar

Distribución y Hábitat del Jaguar

Distribución y Hábitat del Jaguar

Rango geográfico

El jaguar es el tercer felino más grande del mundo y el único miembro de los “grandes gatos” que se encuentra en el continente americano. Su área de distribución es muy amplia, pues abarca desde parte de Norteamérica hasta Sudamérica. Históricamente, el felino vivió desde el suroeste de Estados Unidos hasta el Río Negro en Argentina, no obstante, la población total está fragmentada y los jaguares han desaparecido de grandes zonas de Estados Unidos y México, el norte de Brasil y los pastizales de las pampas argentinas así como en todo El Salvador y Uruguay.

En el presente ocupa un área de 8.75 millones de kilómetros cuadrados pero se concentra sobre todo en la cuenca del río Amazonas, un 46 por ciento de lo que era su distribución original. Se le encuentra en los siguientes países: Argentina, Bolivia, Belice, Brasil, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Guayana Francesa, Ecuador, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Surinam, Perú, Venezuela y Estados Unidos; en este último país quedarían unos cuantos que podrían contarse con los dedos de las manos. Anteriormente vivían en el norte del estado de California, en Arizona, Nuevo México y Texas.

La distribución del jaguar en Estado Unidos es objeto de investigación. En los últimos años se fotografiaron individuos caminando en el sur de Arizona y se hallaron huellas de 4 jaguares y quizá uno más. En adición, se han reportado avistamientos en el sur y oeste del país pero no han sido suficientes para determinar si existe una población fija y de cuántos miembros consta.

En México la población es muy pequeña y está fragmentada. Los jaguares únicamente sobreviven en el sureste, suroeste y una pequeña región del norte del país. Aunque Centroamérica y Sudamérica son las regiones geográficas con mayor cantidad de jaguares, la Amazonia brasileña es hoy uno de los lugares más poblados por dichos felinos y se cree que tiene el tamaño suficiente para la conservación de la especie en un futuro dominado por la reducción de su población.

Distribución del jaguar

Jaguar en un río de América del Sur

Hábitats

El hábitat de un jaguar está siempre asociado a la presencia de agua. Puede vivir en las selvas tropicales, matorrales, sabanas, zonas pantanosas que se inundan estacionalmente, pampas de pastizales, praderas áridas, bosques de matorral espinoso, bosques caducifolios secos y ocasionalmente bosques abiertos. A pesar de esta variedad el jaguar tiene preferencia por las selvas y bosques de vegetación densa con presencia de ríos y pantanos. Evitan los sitios de profunda aridez.

Suelen habitar tierras bajas, pero se les ha encontrado a elevaciones de hasta 3,000 metros con excepción de los Andes sudamericanos donde no van más allá de los 2,700 metros, ya que no es una especie de regiones montañosas. ¿Por qué prefiere las selvas densas? Bueno, esto tiene que ver con su capacidad de supervivencia. Entre la espesura de la vegetación puede esconderse para acechar a sus presas y proveer refugio de los depredadores a sus crías. Asimismo, pueden trepar a los árboles para capturar especies como monos y perezosos, aunque también les son útiles para resguardarse.

Apunta esto: todo hábitat de un jaguar debe cumplir 3 características: densa cubierta vegetal, suministro suficiente de agua y abundancia de presas.