Anatomía del León

Anatomía del León

Anatomía del León

Su cuerpo

Conocido como “el rey de la selva”, el león es a simple vista uno de los felinos más grandes e imponentes de todos. ¡Y cómo no, si su figura robusta y fuerte es capaz de vencer hasta a animales más grandes que él mismo!

Los leones son mamíferos cuadrúpedos englobados en el grupo de los “grandes felinos” cuya anatomía está construida para usar la fuerza en sus actividades. Esto le permite aprovecharse de especies altas y voluminosas como los búfalos y ocasionalmente las jirafas.

Posee un cuerpo musculoso con una cabeza ligeramente grande, una frente aplanada y un hocico corto y ancho. De él sobresalen dos dientes caninos superiores muy afilados. Sus orejas son redondeadas y móviles, es decir, puede moverlas a voluntad. Sus fosas nasales son amplias y alrededor de la boca se conjuntan bigotes o vibrisas que le permiten sentir y seguir su camino en la oscuridad.

Las patas son anchas, poderosas y con garras retráctiles, adaptadas para la captura más que para la carrera.

Su tamaño

Se trata del segundo felino de mayor longitud, por detrás del tigre (Panthera tigris) pero existen diferencias entre subespecies y géneros. Los leones africanos adquieren un tamaño más grande que los leones asiáticos, y los machos de la especies tienden a ser más grandes que las hembras. Imagínate, el macho del león africano puede ser hasta un 50 por ciento más grande que el sexo opuesto.

Características físicas de los leones

Diferencias físicas entre una leona y un macho adulto

En términos generales, un león llega a medir hasta 250 centímetros de longitud, pero la medida varía de acuerdo con la región. Las hembras miden hasta 175 centímetros y mientras la cola del macho alcanza 105 centímetros de largo, la cola de las hembras mide de 70 a 100 centímetros.

El peso sobrepasa los 100 kilogramos. Un macho adulto del sur de África puede medir unos 189.6 kilogramos y la hembra alrededor de 126.9 kilos, a la vez que un macho del este obtiene un peso de hasta 174.9 kilogramos y una hembra alrededor de 119.5 kilos.

Su pelaje

El dimorfismo sexual (diferencia entre los sexos) es más evidente a partir de la visión del pelaje del león. El macho desarrolla una espesa melena alrededor de la cabeza que presenta colores que van del negro hasta el marrón claro. El resto del cuerpo masculino y todo el femenino están cubiertos con un corto pelaje rojizo o marrón claro que se vuelve blanco en la zona inferior y en ocasiones la región interna de las patas. La punta de la cola está coronada con un mechón de pelo marrón oscuro o negro.

Si bien los adultos suelen presentar un tono uniforme, cuando son cachorros el pelaje exhibe tenues rosetas o manchas de color marrón que alrededor de los 3 meses de edad comienzan a desaparecer. En casos raros las rosetas permanecen menos visibles en el vientre hasta la edad adulta.

Anatomía de los leones

Cría de un león con pelaje blanco

En casos aún más raros, los leones presentan un pelaje blanco. Pese a que pueda pensarse que se trata de individuos albinos, lo cierto es que se trata de una condición genética llamada leucismo. Los leones blancos solo se han visto naturalmente en Sudáfrica y en cautiverio.

La melena de los machos asiáticos es levemente más corta que la de los africanos.

Su constitución interna

El esqueleto de Panthera leo está constituido de forma que le permite agilidad gracias a su columna vertebral flexible. Los músculos están adaptados para atacar con más fuerza que resistencia, y los músculos de los muslos son increíblemente grandes para permitirle atacar de pie.

¿Te has preguntado cómo puede rugir? Esta habilidad se debe a la forma de su aparato hioides (un hueso localizado en la garganta) y laringe, cuyas paredes vibran durante el paso del aire hacia los pulmones. Como su laringe es más larga que en otros felinos, posee el rugido más potente de todos.